Antonio Escohotado

 
 

[COLUMNA] El ropaje y la catadura

Por Antonio Escohotado. Tras el auge del terrorismo comunista en los años 70 y 80, respaldado de modo más o menos abierto por una industria cultural inclinada a ver en Marx “sencillamente la verdad objetiva” (Sartre), la implosión soviética supuso para esa conciencia entrar en una fase de espora, donde seguiría hasta descubrir aliados en el integrismo islámico y en el imperio académico de la posmodernidad. Roma, por ejemplo, perdió muchos catecúmenos fervorosos no suscribiendo “la preferencia de Dios por el pobre” llamada Teología de la Liberación, y explicó sus objeciones enLeer más