El lapidario diagnóstico de la Doctora Cordero a Marcelo Ríos y culpó a la prensa


Según la doctora el tenista es un hombre que anda enojado por la vida.

El ex tenista nacional, Marcelo “Chino” Ríos, se caracteriza por ser un enemigo declarado de la prensa y responder de mala manera a los periodistas que se acercan a preguntarle algo.

Pero el video que se viralizó, en que se ve cómo el deportista trata de forma grosera a un grupo de periodistas que cubrían los entrenamientos de la Copa Davis, dio vuelta al mundo, ganándose el repudio tanto de las redes sociales como en la prensa internacional.

El sitio El Periscopio, habló en exclusiva con la psiquiatra María Luisa Cordero, para preguntarle su apreciación de este episodio del ex tenista.

Yo creo que esta es la misma historia que el papá de Mozart, al ‘Chino’ también los papás lo sacaron desde muy chico a trabajar. Él es un tipo que no tuvo infancia, no tuvo pubertad, no tuvo adolescencia, se dedicó a trabajar y a ganar plata, y no ha reparado esa falta de padre, porque ¿quién enseña a los hijos a no insultar ni decir groserías? los padres. Además, la mamá del chino se nota que es una persona fría y distante“, comentó la conductora del programa Sentido Común, de Radio El Conquistador.

¿Entonces estas reacciones son por una carencia afectiva?

Él es un hombre que anda enojado por la vida. En psiquiatría se llama “carencia de madre¨, él se sale de madres porque tiene una herida, no está cómodo, no está confortado por la vida, pese a que el tiene un montón de plata, hijos una buena esposa”.

¿Y cómo podría tratarse?

El no se ha tratado nunca, yo creo que él debería hacerse un psicoanálisis o una psicoterapia profunda con sesiones de dos a tres veces a la semana con un buen profesional porque el tiene que reparar muchas heridas. Mi diagnóstico a distancia es que él tiene un trastorno de la personalidad con rasgos narcicísticos e impulsivos.

¿Y esto es todo causa por una carencia de los padres?

Yo tengo la duda, porque no los conozco de cerca, pero tengo la impresión de que son muy poco expresivos emocionalmente y que no valora los conflictos psicológicos. Te lo voy a decir de frentón, me parece que son unos “rotos con plata”.

¿Y qué aconsejaría a los periodistas que tienen que tratar con él?

Es que no hay que hacerle entrevistas a él, nosotros en psiquiatría si un paciente hospitalizado empieza a contestar mal y a agredir nosotros usamos un método que se llama ” No dar bola” yo creo que no deberían entrevistarlo.

Fuente: Crónica Chile